Estados Unidos da sus primeros pasos para reabrir la economía y avanzar hacia una nueva normalidad

|

Los restaurantes y peluquerías y salones de uñas que se vuelvan a abrir tendrán que ajustar sus diseños, procedimientos de saneamiento y métodos de servicio para adaptarse a esta nueva realidad.Por ejemplo, Waffle House planea reabrir en Georgia el lunes con arreglos de asientos más distantes, protocolos de desinfección mejorados y máscaras para los empleados, dijo el presidente ejecutivo Walt Ehmer a WSB, afiliada de CNN. Ehmer dijo que parte de la decisión de reabrir era permitir que los empleados volvieran a ganar dinero.“Creo que podría hacer la diferencia entre tener un trabajo y no tenerlo, y sé que el sistema de desempleo se ha mejorado para ayudar a cuidar a las personas más vulnerables, pero las personas quieren tener trabajo y quieren tener algo que hacer y cuidar a sus familias “, dijo Ehmer.

Gettyimages 1210874065



Carlos Davis solía tener unos 200 clientes en su barbería de CUT-ology en Albany, Georgia, todos los días.

El 24 de abril, el primer día que se le permitió reabrir desde la pandemia de coronavirus, entraron alrededor de 30 clientes.

Usando guantes, una máscara facial de construcción y un protector facial, Davis dijo que estaba tomando precauciones para proteger a su personal y a sus clientes. Un trozo de papel en la puerta describía las pautas obligatorias para los clientes, diciendo que deben usar una máscara y guantes para poder ingresar.

Tiene miedo del virus, sí. Pero también teme perder su negocio y de lo que eso podría significar para él.

“Si no corto, no como”, dijo.


La decisión de Davis de reabrir se produce cuando varios estados han comenzado a aflojar las restricciones de confinamiento obligatorio, incluso cuando el coronavirus continúa infectando y matando personas. En todo el país, para este lunes, más de 965.000 personas habían dado positivo para el virus y casi 55.000 habían muerto.

El gobernador de Alaska, Mike Dunleavy, permitió la reapertura de salones y restaurantes en la mayor parte del estado el viernes. Oklahoma permitió que algunas empresas de cuidado personal reabrieran para citas el viernes también. Incluso en California, algunas playas que habían sido cerradas reabrieron para uso público, aunque con limitaciones.


01 coronavirus reopen savannah 0424 exlarge 169



La reapertura de Georgia ha sido la más agresiva hasta ahora. El gobernador Brian Kemp ordenó la reapertura de peluquerías y salones de belleza, gimnasios, boleras, estudios de tatuajes y masajistas el viernes, y los teatros y restaurantes lo harán este lunes. Las reaperturas se producen a pesar de las advertencias de expertos en salud, alcaldes locales e incluso del presidente Donald Trump. El influyente modelo de covid-19 del Institute for Health Metrics and Evaluation, por ejemplo, dice que el distanciamiento social no debería relajarse en Georgia sino hasta el 22 de junio.

Las empresas que reabran deben tratar de mantener el distanciamiento social y tomar medidas para mantener a su personal y clientes seguros. Pero eso no siempre es posible en negocios con un contacto tan cercano.


Savannah Stafford está abriendo su salón en Savannah, pero admitió que no es posible mantener dos metros de distancia entre un estilista y un cliente.

“Podemos conservar la distancia entre cada dos personas en todo el salón”, dijo Stafford el viernes, “pero será difícil porque el trabajo requiere cercanía”.

Primeros pasos incómodos

Las reaperturas no significan que las cosas vuelvan a la normalidad. Los restaurantes y peluquerías y salones de uñas que se vuelvan a abrir tendrán que ajustar sus diseños, procedimientos de saneamiento y métodos de servicio para adaptarse a esta nueva realidad.

Por ejemplo, Waffle House planea reabrir en Georgia el lunes con arreglos de asientos más distantes, protocolos de desinfección mejorados y máscaras para los empleados, dijo el presidente ejecutivo Walt Ehmer a WSB, afiliada de CNN. Ehmer dijo que parte de la decisión de reabrir era permitir que los empleados volvieran a ganar dinero.

“Creo que podría hacer la diferencia entre tener un trabajo y no tenerlo, y sé que el sistema de desempleo se ha mejorado para ayudar a cuidar a las personas más vulnerables, pero las personas quieren tener trabajo y quieren tener algo que hacer y cuidar a sus familias “, dijo Ehmer. “Creo que les dará algo de esperanza”.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.