CAMBIEMOS NUESTRAS MENTES!!! Art. 11vo

|


Mc 1:15: "Él decía: «Ha llegado el momento, el reino de Dios ya está cerca. Cambien su manera de pensar y de vivir, crean en la buena noticia»." Versión PDT

Hola de nuevo!!!

 En la edición anterior estuvimos hablando de que parte de el proceso de cambiar nuestras mentes para cambiar nuestras vidas es dejar de pensar y de introducir en nuestra mente cosas que la ensucian, y que a su vez bloquean la pureza de la espiritualidad innata de nuestro ser, trayéndonos así oscuridad, y cegando nuestro entendimiento, puesto que una vez que le abrimos puertas y ventanas en nuestra mente y nuestro corazón a pensamientos impuros, éstas ideas portan fuerzas espirituales que vendrán contra nosotros y nos harán un contrapeso, porque las ideas contienen espíritus como nos muestra por ejemplo la Hebrea. Luego éstas energías alojadas en nuestro ser e impresas en nuestras mentes querrán materializarse a través del deseo, y es ahí en donde no nos damos cuenta de que esas ideas, esos pensamientos, y esos deseos que afloran en nosotros, no son propios de nosotros mismos sino que son inducidos por el mal; y todo eso porque les abrimos las puertas de nuestra alma donde está el corazón de manera inocente, por no saber que aquello de lo que llenemos nuestras mentes va a tener una repercusión directa en nuestros pensamientos, en nuestras ideas, en deseos que van a aparecer en nosotros, y luego en actos y palabras que saldrán de nosotros que a su vez luego se convertirán en hábitos, pues aflorarán a través de nuestro ser de tiempo en tiempo contaminándonos, dañándonos, y haciéndonos pecadores por voluntad propia sin que que nos demos cuenta, y sin que ni siquiera sintamos el más mínimo remordimiento, porque las tinieblas que se han ido acumulando comienzan un proceso de caracterización del entendimiento, lo cual por lo general no se ve ni se siente, pero se manifiesta trayendo así éstas malas energías (espíritus) el mal al mundo a través del estuche que necesitan dichas malas energías para proyectarse entre los hombres, y dañar y arruinar; y en éste caso ese estuche que se presta para todo ésto somos nosotros mismos con palabras y acciones; y éstas cosas las hacemos cuando empezamos a albergar pensamientos e ideas de inmundicia, sin ni siquiera reprenderlas y echarlas fuera de nuestra mente. 
 


04A8AFB3 AF45 4C9B B681 012FC93DB46A



 La mística Hebrea por ejemplo, y aún la misma bíblia nos enseñan que la purificación, la Santidad y el poder manifestar El Reino de los Cielos a través de nosotros comienza con un viaje hacia nuestro interior, una introspección sincera e intencionada, con fines de querer elevar nuestra alma a los niveles de conciencia ORIGINALES que EL CREADOR ELOHIM puso tal cual en el primer hombre, nuestro antepasado y padre Adán. Primero tratemos de filtrar a cuáles cosas y a qué le estamos abriendo espacio y tiempo en nuestras mentes, porque aquello de lo que llenemos nuestras mentes terminará siendo de lo que hablemos y de lo que participemos; y al final lo que tú haces eso es lo que tú eres. Aquello que hacemos y actuamos es en lo que nos vamos convirtiendo, o sea es lo que terminamos siendo. Médicos y nutricionistas dicen que nosotros somos y terminamos siendo aquello que comemos, o sea de lo que nos alimentamos eso terminamos siendo. Ésto mismo pasa con nuestra alma nuestra alma, SE ALIMENTA de aquello que PERMITIMOS entrar en ella; o sea de las cosas que a menudo MIRAMOS , a las que menudo prestamos nuestros oídos, y de las cosas que a menudo deseamos y anhelamos también atraemos esas energías(entes) oscuras a nuestras vidas.

Debemos filtrar aún aquellas cosas que queremos fijar en nuestras vidas como deseos que queremos materializar, puesto que aquello que deseemos grandemente y apasionadamente, aquello que anhelemos constantemente, nuestra alma lo atraerá desde el universo hacia nosotros......

Cambiemos nuestras mentes(pensamientos, maneras de pensar)!!

Proverbios 4:23

Reina-Valera 1960

23

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón;

Porque de él mana la vida.

-Seamos pues los vigilantes y vigías de nuestras almas. Es deber nuestro y de nadie más el velar celosamente sobre nuestros corazones!!

El creador nos exige rendir cuentas!!


Hasta el próximo artículo.

Shalom!! 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.