LA SÁBANA SANTA DE TURÍN Y EL SUDARIO DE OVIEDO TIENEN EL MISMO ORIGEN SEGÚN PRUEBAS CIENTÍFICAS

|

Dos trozos de tela que cumplieron una función fundamental con el cuerpo sin vida de Jesús vuelven a estar juntas luego de una trayectoria de siglos separadas. Estas reliquias religiosas y sagradas, se unen nuevamente para dar validéz no solo a la fe, sino a dar una respuesta científica a tres aspectos trascendentales: ¿Ambas piezas pertenecieron a la misma persona y al mismo tiempo histórico? ¿Confirman las condiciones y circunstancias que llevaron a la muerte de ese ser que fue cubrierto y sepultado con ellas? Entonces, ¿se complementan una con la otra? Luego de 25 años de acusiosos estudios, esto es lo que los expertos comparten con el mundo:


Maxresdefault 1

El Doctor Alfonso Sánchez Hermosilla, miembro del Centro Español de Sindonología (CES) de Valencia, España; integrante del nuevo Consejo de Científicos del Centro Internacional de Sindonología de Turín, director del equipo EDICES del Centro Español de Sindonología e Investigador de la UCAM, Universidad Católica de Murcia, se ha dedicado al estudio y difusión de la Sábana Santa de Turín y de otras reliquias atribuidas a Jesucristo, habla sobre los grandes retos que tuvieron que solventar en el caso “ Jesús de Nazareth”. Las condiciones de la muerte de una persona única en el mundo, asesinada de una manera tan dramática, apasiona a todo profesional en este campo. En este caso en particular, la directriz de la investigación es catalogada “no convencional” debido a la ausencia del cadaver, la alta contaminación de las muestras entregadas, y el inevitable paso, por siglos, de la acción del tiempo.



Investigacion sabana santa

Mas sin embargo, analizando las pruebas físicas obtenidas y sus condiciones, éstas hacen factible y probable el considerarlas como “pruebas de convicción del magnicidio con mayor influencia en la historia de la humanidad”, para hacer posible una investigación médico forense, criminalística y científica de el Sudario de Oviedo, elSíndone de Turín, el Gólgota y el Sepulcro.

Referente a los lienzos, las manchas y el reverso que tuvo contacto directo con el rostro, son los que ofrecen la información más valiosa e importante pues nos entregan el escenario de la secuencia, el recorrido y su utilización en el desprendimiento de la cruz, descenso, traslado y sepultura del cadáver fresco del crucificado.

Muchos fueron los sentenciados a flagelación, crucifixión y muerte en la época de la vida de Jesús, así que, ¿cómo tendremos la certeza que estos lienzos le pertenecieron a El en esos momentos finales? Existen relatos bíblicos afirmando los azotes, Su coronación con espinas, la crucifixión, Su agonía y la forma de Su muerte. Su costado fue atravesado por una lanza momentos seguidos a su defunción. Toda esta variedad de signos y evidencias deben ser encontradas para afirmar o refutar la validez de estas relíquias.



SabanaTurin

¿El Sudario y la Sábana Santa se complementan y cumplieron una función distinta en la muerte de Jesús? “Sudario", era el nombre dado a un pañuelo que se usaba para cubrir el rostro durante el transporte de un cadáver fresco de una persona que acababa de morir en la crucifixión. Cubría el área del cuello en su totalidad para evitar la exposición, en condiciones lamentables, del rostro ensangrentado de un condenado a la cruz. Todos estos flluídos corporales de Jesús, preservados en las telas, ofrecen un mapa fidedigno de cada evento y especialmente contamos con dos que comparten una historia y un área en común: cabeza y cuello. San Juan 20:7, hace mención a estas dos piezas de tela en forma particular:..."Y además vió que la tela que había servido para envolver la cabeza de Jesús no estaba junto a las vendas, sino enrollada y puesta aparte".

Al sobreponer la imagen en 3D del Sudario de Oviedo sobre la Sábana de Turín, se evidencia la perfecta coincidencia de las formas de las manchas más sobresalientes, su dirección, extensión y además, ponen en perspectiva la localización de las lesiones del rostro, la desviación post traumática de la naríz hacia la izquierda y el recorrido que tuvieron que realizar los fluidos de las zonas de la cabeza, cuello y porciones aledañas en cada uno de los tiempos transcurridos en el descenso desde la cruz. Una mancha cercana a la nuca, en ambos lienzos, presume el punto de salida de la lanza que atravesó el costado derecho. Puntos de sangrado producidos por las lesiones de las espinas y por su distribución, precisan que la corona era en forma de casco.



Sudario de turin

La prueba del polen Helichrysum, que fue encontrado en abundancia, revela que la Sábana Santa es un lienzo funerario. Eran utilizados 6 o 7 unguentos elaborados de plantas y esta planta en particular era usada exclusivamente para enterramientos de Reyes.

El Doctor Alfonso Sánchez Hermosilla, comparte las conclusiones científicas sobre el Sudario de Oviedo y la Sábana Santa luego de 25 años de investigaciones. Cito textualmente:

-La distancia y el tamaño de las heridas son idénticas. En este tipo de investigaciones, la clave de coincidencia de puntos significativos definen paridad y con dos son suficientes. En este caso, se han encontrado más de 50, determinandolo como "Concordancia Absoluta" verificando que pertenecen al mismo cadáver-.

-Fueron analizadas 50 manchas de heridas producidas por la corona de espinas. No era un aro, era un casco.

Ausencia de lesiones de defensa y lucha ante una agresión física, demuestra no resistencia y minimización de los impactos a pesar de la extrema y descomunal violencia infringida. Traduce que la víctima se presentó

sumisa al castigo de sus torturadores aun siendo de estrucrura física corpulenta y estatura de 1.80 mts, superior al promedio de la época-.

-Tanto el Manto de Turín como el Sudario de Oviedo deben estudiarse en conjunto sin confundir el valor propio de cada uno de ellos pero sin prescindir al mismo tiempo de la información obtenida de cada uno de ellos, serviendo para interpretar mejor al otro-.

Sorprendentes, fascinantes, invaluables reliquias que en pleno siglo XXI maravillan a la humanidad y afianzan la fe de quienes creemos en Jesús y Su naturaleza sobrenatural. Vale la pena analizar si la fe, per se, nos habita aún antes de conocer sobre la existencia de estas preciadas reliquias del Redentor. ¿Somos creyentes aun sin haber visto? O, como Santo Tomas, usamos la premisa inquebrantable de las mentes y el espíritu de los científicos de "ver para creer" que avala a la ciencia. Considero que es valioso ese individual camino que nos conduce al glorioso momento del personal encuentro con la presencia de Jesús, de Dios, en nuestras vidas. El ser humano siempre tiene el regalo sagrado de conocer a su creador de infinitas maneras.

Dra. Constanza Charry Marín.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.