EL DÍA QUE EL MUNDO CONOCIÓ A HANS WUERICK

|

El relato presentado es la entrevista realizada a Hans Wuerick sobre lo ocurrido en uno de los días de abril del 2017, durante una de las batallas que se libraron a diario en las calles de Venezuela. El curso de los acontecimientos políticos luego de la desviación de los intereses a los campos electorales aplacaron la fuerza demoledora de la acción de la calle y olvidaron todos los actos heroicos que habían llevado al país a un punto crítico de quiebre inminente del régimen y renuncia pronta de sus dirigentes. Los mismos dirigentes de la oposición avalaron ir a lecciones por las gobernaciones descubriéndose intereses por ambos lados de enfriar las calles y cambiar el panorama del país. Pero, Venezuela y el mundo no olvidarán esta historia y para honrar la memoria de tantos valientes hoy comparto la acción heroica de uno de los que hicieron que las naciones voltearan su mirada a la agonía de este glorioso bravo pueblo.


HANSWUERICK5

HANS GERHARD WUERICK LARIOS, nació en Valencia, Estado Carabobo. Venezolano de pura cepa. Tiene 27 años de edad. Se graduó como Comunicador Social mención Audio Visual, en la Universidad Santa María, Caracas, en el 2015. Actualmente, trabaja para el periódico El Nacional, el único medio de comunicación independiente sobreviviente en el régimen. Hans, posee algo extraordinario que no poseen muchos, esa fuerza irrefrenable y esa fe inquebrantable venida de Dios. Lo más notable fue, que vestido con esa misma fuerza y esa fe se presentó desnudo en medio de una protesta en Caracas ante un régimen brutal y asesino; ese mismo día, específicamente marcado por Dios y por él, logró que el mundo lo conociera.


ACONTECIMIENTOS ANTERIORES A SU PROTESTA. EL MIEDO

“Cuando ya vives aquí, el miedo se disipa un poco. Claro que sientes miedo, pero acá es parte de tu vida. Tenía gran ansiedad e impotencia por la situación del país. Ver cómo nos reprimen en las protestas y asesinan a jóvenes delante nuestro. Las represiones son cada vez más violentas”.


EL MOMENTO DE LA DECISIÓN

“Mi protesta fue una decisión totalmente planeada. Asistía a las marchas; pensaba, y me hacía las interrogantes de cómo se podría hacer una protesta de una forma o manera distinta, algo que realmente haga efecto, que tenga relevancia, y bueno, un día me senté a investigar en mi computadora sobre protestas a nivel mundial, sobretodo aquella señora que se paro frente y paro una tanqueta, un día antes a mi protesta, fue quien me enseñó cómo era posible acercarse y fue cuando se me ocurrió la idea de montarme en una tanqueta”.


EL DÍA DE LA PROTESTA

“El dia anterior no pude dormir. La noche anterior, no pude cenar porque ya sabía muy bien todo lo que iva a hacer y tenía toda esa cantidad de adrenalina porque en mi mente tenía todas las ideas sobre todos los riesgos... y el estómago se me cerró de todo el estrés que sentía. Pude tomar muy poca cantidad de agua. Pude dormir escasamente una hora. Amaneció, me levanté y tampoco pude desayunar. Nadie sabía; no lo comenté a nadie, ni a mi familia, ni amigos. Si lo hacía me dirían que estaba loco y no me ivan a dejar salir de mi casa. Evidentemente, tenía una idea que tenía mucho sentido para mí... y la iba a realizar”.


BUSQUÉ LA SITUCIÓN PERFECTA

“Estando en la calle, integrado en la marcha, busque la situación perfecta. No sabía en que lugar yo podía hacer mi protesta. Me dejé llevar por la manifestación. Llegué a la Autopista Fajardo. Allí yo vi un espacio de unos 30 metros entre el combate de la Guardia Nacional contra los manifestantes que son los grupos de choque. Hubo unos 30 o 40 metros de distancia y vi que ese era el momento porque el espacio era perfecto. Bueno, allí me quité la ropa, saqué la Biblia del koala y bueno...!pa´lante pues!”


HANSWUERICK1A 2

“Llevé mi Biblia conmigo porque quería dar el mensaje que ¨Dios está con Venezuela y Venezuela está con Dios. Quería hacerselo saber a todos, expresarselo especialmente a esa fuerza represora nacional y que comprendieran que la maldad se había apoderado del gobierno. Quería demostrarles que soy un venezolano mas, un hermano de ellos, como Dios me trajo al mundo, sin ninguna arma, sólo con mi Biblia y demostrarles de todas formas que...Dios está con Venezuela”. Mi desnudez fue un sinónimo de Libertad. La Bibila lo dice en El Génesis. La libertad es de Dios y de Venezuela también. Cuando me desnudé sentí que me quite un peso de encima, sentí liberación, y todo ese nerviosismo que no me dejaba ni dormir, ni comer, todo eso se me fue allí cuando me quité la ropa y la tiré a la calle. Lo unico que me faltaba era montarme en la tanqueta, no iva a irme sin lograrlo, aunque me mataran”.


“Todo esto lo tenía planificado, sabía los pro y los contra, sabía que me podían quitar la vida, dejarme lisiado de por vida, sacarme un ojo, incluso...¡lesionar mis partes genitales! ¡Por mucho menos muchos habían muerto! Yo sabía muy bien todo lo que me podía pasar. Estaba muy claro e informado...sabía que podía morir en esos momentos, pero, había que dejar el mensaje. Yo sentía que Dios me había mostrado el modo y la manera de mi protesta, tenía que llevarlo a cabo, esa era mi misión y la realice fortalecido en Él”.


“Cuando yo empecé la protesta la gran multitud se alejó de mí, esos 30 o 40 metros de distancia se convirtieron en más de 200 metros entre la multitud, yo y el piquete de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). ¡Me quedé solo en ese momento!… Aun así, nunca pasó por mi mente hecharme para atrás. Lo unico que tenía seguro era montarme sobre la tanqueta y hablar con la Guardia Nacional. Cuando me encontré solo no sentí miedo, estaba con la gente, los periodistas y los fotografos especialmente… No estaba tan solo... Quedó un registro de todo lo que sucedía, ¡eso fue importantísimo! Gracias a todos ellos que son los ojos del país es que todo el mundo se enteró de lo que pasó ese día”.


“Todo salió perfectamente como lo quise, como lo había calculado mentalmente hasta subirme a la tanqueta. De alguna manera Dios me estaba protegiendo ya que la GNB no permite que nadie se acerque, menos subirse a la tanqueta. El me puso esa misión, y como buen soldado de Cristo, lo llevé a cabo y gracias a Dios que me protegió, no permitió que me sucediera algo grave”.


EL ENCUENTRO DIRECTO CON LA GUARDIA NACIONAL

“Los perdigones fueron disparados por la GNB antes, durante y despues. Realmente me dieron perdigones durante esos 20 o 30 minutos que estuve protestando contra esa gente. Ellos me dispararon bastantes bombas lacrimógenas. Los perdigones en ese momento no me dolían realmente, me dolían más las lacrimógenas porque las respiraba y eso me hinchaba mucho los ojos. Referente a los perdigones en realidad no me dolieron tanto; mas bien esa fortaleza que sentía, esa adrenalina me recorría todo mi cuerpo de pensar la realidad de mi país, todo eso hizo que no sintiera las heridas”. “Antes de montarme en la tanqueta ellos lanzaron lacrimógenas sobre mi. Aun así yo tenía mi Biblia levantada bien alto y me mantuve firme allí. La represión fue muy fuerte. Estaba ahogado, herido, mareado, pero me mantuve allí”.


HansWuerich4 1La Biblia, es el símbolo de lo que es Dios y lo que es la libertad. Solo tenerla en mi mano me sentía super fuerte; muchas personas me decían que gracias a Dios nunca solté la Biblia, ni la dejé caer porque ella era la que me estuvo protegiendo durante toda mi protesta. Muchas personas me ven como un signo religioso, algunos me comentan con asombro el no haber sangrado en ninguna de mis heridas cuando disparaban sobre todo mi cuerpo. Todos me dicen que Dios me estaba protegiendo porque a pesar de haber sido tan cerca los disparos, se vió como algo muy leve. Fue un milagro, tanto fue que no les dí importancia, ni quise contar cuantos perdigones penetraron mi cuerpo cuando fui al día siguiente al médico. Se que fueron muchos, imagino que fueron mas de 40, sobretodo cuando me baje de la tanqueta, ellos a traición me dispararon mucho sobre mi espalda”.

“Yo me monté en el capó de la tanqueta y me monté al techo de ella, me asomé hacia la ventana de la cabina y para mi sorpresa vi que quienes la manejaban eran dos mujeres jovenes, y eran dos chicas catiras (rubias) por cierto. Me sorprendí mucho porque pensaba que eran hombres los que manejaban esos tanques, pero no..¡eran mujeres jovenes!”


“Cuando me subí a la tanqueta ellos me dispararon bastantes perdigones, incluso hubo uno que casi me pega en el ojo… ¡pasó a milímetros! Uno de los perdigones entró en mi labio y sangré bastante por la encía. Me dispararon bastantes, pero en el momento los resistí; eso no lo vi como la gran cosa. Lo que no quería era que me lanzaran lacrimógenas porque ellas me hacían lagrimar mucho, mi naríz se me tapaba, me impedía respirar y me mareaba mucho inhalar ese químico. Llegó un momento en el que era demasiado el ataque, inclusive existe el video donde se ve que me lanzaron un proyectil de gas lagrimógeno y fallaron, pues se ve que pasa muy cerca de mi cabeza”.


“El rostro de todos ellos eran de consternación, de sorpresa, de respeto. Ellos nunca me dijeron nada, mas bien me veían y aun cuando les hablaba ellos bajaban la mirada como sintiendo verguenza y culpa. Ellos tienen sentimientos encontrados, hay conflictos sentimentales entre todas esas personas. Esta mal que estos gobernates les digan que repriman, que maten...¡un desastre! pero, también está en realidad el lado humano de ellos, el lado de Dios, y bueno... hay un conflicto profundo de ideas y sentimientos que tienen todos esos guardias nacionales. Ninguno de los guardias me llegó a hablar, a gritar ni a insultar; el unico que me dijo algo fue el que apareció en todos los videos, el que me gritaba que me bajara de la tanqueta, pero ninguno mas. Yo creo que me miraron con admiración porque nunca les falté al respeto a pesar de estar siendo agredido, cuidé no hacerlo en ningún aspecto y en la manera como me dirigí a ellos”.


“Hubo un momento cuando estuve sentado en el piso, desnudo, con la Biblia levantada con mi mano, y ellos estaban disparandome desde todos lados, fue cuando pude leer las palabras ¨PROTEGER, DEFENDER Y SERVIR¨ que tenía impreso justo en la parte de adelante de la tanqueta estacionada frente a mi...¡Qué cosa más absurda e irónica de la vida!”


El RETORNO HACIA A LA MULTITUD, EL REGRESO A CASA Y EL ENCUENTRO CON SU MADRE

Entrega en la próxima edición. 


EL DÍA QUE EL MUNDO CONOCIÓ A HANS WUERICK

2 Comentarios

1

Querida Aida, gracias por tus palabras de apoyo, como venezolana sabes el valor del contenido de la narración de este héroe del país. Muchas veces lei el contenido de lo escrito antes de publicarlo, sobre lo relatado por Hans, con el objetivo de hacerlo mas compacto y breve, porque tu idea tiene mucha lógica, y termine respetando el contenido completo de la historia porque merece ser conocido. Hemos gastado miles de paginas hablando de lo que dicen los personajes del regimen y se han utilizado miles de horas escuchándolos a ellos...ya es hora de leer y escuchar a los verdaderos lideres de la patria. Ya es hora de enterarnos de sus historias, sus pensamientos y sus acciones mas importantes para la nación. Siempre dare mi tiempo y espacio a quien tu vida se engrandece cuando es capaz de entregarla incondicionalmente por los demás. Gracias por tu valentísimo aporte. Te saludo afectuosamente.

escrito por Connie Charry Marin 26/oct/17    19:30
2

Felicitaciones! Creo que todo lo expuesto es cierto, me gusta la forma de como expresastes el drama que el chico sufrio. Pero me parece que podrias cortar un poco para no hacerlo tan largo.

escrito por Aida Batterson 23/oct/17    21:19

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.